domingo, 22 de septiembre de 2013

ASTERIX Y OBELIX CONTRA LAS LEYES DEL MERCADO

Todos hemos leído críticas a nuestro sistema económico, a la voracidad de los mercados, a la especulación, pero seguro que ninguna de ellas es tan divertida (y pocas son tan ácidas) como la que se incluyó en un cómic supuestamente juvenil publicado en 1976: Obelix y compañía, el vigésimo tercer álbum de las aventuras de Asterix el Galo.

Vamos a desmenuzar en esta entrada el argumento de esta auténtica obra maestra, para haceros partícipes de su genialidad (y compartir la crítica que el autor hace del sistema). Ojo, vamos a destripar el guión del tebeo por completo, pero es tan bueno y tan divertido que aun así su lectura sigue siendo obligada... ¡No os lo perdáis!



Como ya sabréis, la serie de Asterix el Galo nos narra las aventuras de dos inseparables amigos, Asterix y Obelix, en la Galia ocupada por la Roma de Julio César a mediados del siglo I antes de Cristo. Ambos viven en una pequeña aldea que resiste al invasor gracias a una poción mágica de su druida Panoramix que los hace invencibles. En este tomo se nos narra uno de los intentos de Julio César de derrotar a los galos. En este caso, aconsejado por un joven graduado de la escuela imperial de administración, Cayo Coyuntural, el plan de César consiste en convertir a los galos en decadentes, ¿y cómo piensa conseguirlo? gracias al "afán de lucro". Es decir, donde la fuerza falla, triunfará el dinero.

En verdad, el plan de Cayo Coyuntural es maquiavélico: introduciendo el dinero en un plácido sistema económico basado en el trueque y utilizando las fluctuaciones del mercado como un medio para generar riqueza, espera convertir a los irreductibles galos en esclavos del sistema, artesanos, cazadores, campesinos, sastres, etc. Gente atrapada en una rueda de la que no puede escapar si quiere ganarse la vida (a fin de cuentas, ¿cuántos de nosotros no lo hubiéramos mandado todo a freír espárragos si no necesitásemos trabajar para ganar un sueldo con el que mantenernos?). Cayo Coyuntural, por supuesto, es el auténtico villano de la historia: un arribista recién salido de una escuela de negocios que pone en marcha un diabólico plan con el que de paso enriquecerse. Tantos años después este detalle puede pasar desapercibido, pero Cayo Coyuntural es en realidad una parodia del mismísimo Jacques Chirac, por aquel entonces (recordemos, año 1976) el joven primer ministro francés, pero que después continuaría su carrera política como alcalde de París (1977-1995) y Presidente de la República Francesa (1995-2007).


Cayo Coyuntural y Jacques Chirac, dos licenciados de la Escuela de Administración con grandes ambiciones políticas.

Veamos a continuación cómo se desarrolla el plan de Cayo Coyuntural. Para poner de manifiesto la enorme riqueza de conceptos económicos manejados en esta historia, los resaltaré en negrita a medida que vayan apareciendo en la historia:



I. CREACIÓN DE UNA DEMANDA ARTIFICIAL DE MENHIRES Y CONVERSIÓN DE LOS GALOS EN OFERENTES/PRODUCTORES.

Coyuntural se encuentra en el bosque con Obelix y se interesa por su menhir. Cuando le pregunta por un precio, Obelix afirma que no lo sabe, que simplemente lo cambia por otra cosa. Conociendo a los galos, podríamos decir que se mueven entre el trueque y una economía de subsistencia, en la que cada agente económico satisface por sí mismo sus necesidades (es cierto que Obelix intercambia sus menhires por otras cosas, pero también sabemos que para cuestiones básicas como la alimentación le basta con cazar jabalíes con su amigo Asterix). Por tanto, Coyuntural debe convencer al galo de la importancia del dinero, que le servirá para "comprar" cosas y, en definitiva, para ser una persona más "importante".



Finalmente, Coyuntural no sólo le compra a Obelix su menhir por 200 sestercios, sino que le dice que le comprará todos los menhires que pueda repartir. Obelix, que antes apenas trabajaba y vivía cómodamente, se encuentra ahora obligado a cumplir unos compromisos comerciales. Cuando Asterix le ofrece a Obelix ir de caza, éste le responde malhumorado que tiene mucho trabajo que hacer:



Al día siguiente, Obelix le lleva otro menhir a Cayo Coyuntural, pero éste le paga el doble que el día anterior debido a una subida de los precios. Obelix no entiende nada, e incluso mira al cielo buscando el sitio a donde han "subido" los precios. Cayo Coyuntural intenta explicarle que todo se debe a las fluctuaciones del mercado y a la interacción entre la oferta y la demanda:



Cuando Obelix vuelve a la aldea se da cuenta de que no puede comer, puesto que ha invertido el tiempo necesario para cazar un jabalí en fabricar un menhir. Como Asterix no le invita a comer, le compra su jabalí a otro vecino, Analgésix, avisándole de que le comprara cualquier jabalí que pueda cazarle. Observamos cómo, a la vez que el dinero hace su irrupción en la vida cotidiana de los galos, también comienza a introducirse una cierta división del trabajo: salvo excepciones, los galos satisfacían antes sus propias necesidades; ahora, algunos de ellos comienzan a especializarse (Obelix se dedica a fabricar menhires, Analgésix a cazar jabalíes...). Poco a poco, una economía de subsistencia con trueque se va convirtiendo en una economía de mercado.




Al día siguiente, Cayo Coyuntural vuelve a subir el precio del menhir, de 400 a 800 sestercios, pero le exige a Obelix una mayor producción si no quiere que se desplomen los precios, ya que la oferta ha de satisfacer a la demanda (en realidad, una escasez de oferta tendría el efecto contrario, un aumento del precio, pero tengamos en cuenta que Cayo Coyuntural, como único demandante de menhires, está interfiriendo en las leyes del mercado).



Obélix, que por sí mismo sólo puede fabricar un menhir al día, se ve en la necesidad de aumentar la producción, por lo que se asocia con Analgésix, que en vez de cazar jabalíes pasa a fabricar menhires con él. Sin embargo, ahora necesitan que otros galos cacen para ellos, para lo que contratan a Monosilabix y Radiotelegrafix. Ante el aumento de la demanda, aparece la empresa como agente económico de producción, y aumenta el grado de división del trabajo y especialización en la aldea (ahora hay más fabricantes de menhires y cazadores a tiempo completo, todos ellos trabajando a cambio de sestercios).



Pero nada es suficiente para Cayo Coyuntural, que sigue aumentando los precios e incrementando la demanda de menhires. Cuando la empresa de Obélix ya está compuesta por cuatro fabricantes de menhires (y cuatro cazadores de jabalíes), Coyuntural le dice que tiene que mejorar sus circuitos de distribución, lo que obliga a Obélix a comprar un carro para repartir más menhires. Obélix no lo sabe, pero está introduciendo una innovación tecnológica para aumentar su producción. En este punto, la deriva empresarial de Obélix es total, y no tardará en contratar a la mujer más atractiva del pueblo, la esposa del anciano Edadepiedrix, para que sea su sastre y le confeccione ropa digna de su posición.



A estas alturas, el plan de Cayo Coyuntural para derrotar a los galos parece más que evidente. Al insertar su pacífico hábitat dentro del mercado, los tiene ocupados con sus nuevas obligaciones mientras acaba con su anterior forma de vida (y de paso, así dejan de atizar palizas a las legiones romanas). Quien antes se divertía con los amigos y vivía en paz con su entorno está ahora siempre demasiado ocupado. El caso más grave es el de Obélix, claro, pero el continuo aumento de la demanda estimulado por Coyuntural hace que cada vez más galos estén afectados por este mal...




A lo largo de toda la narración, Goscinny desliza una ácida crítica hacia el engreimiento de ejecutivos y economistas. Así, Cayo Coyuntural utiliza constantemente el lenguaje pedante de los economistas, y cuando no le entienden se burla salvajemente de su interlocutor contestando en un lenguaje para tontos basado en los infinitivos. Esto lleva al equívoco de que la gente sencilla, intentando aparentar ser más distinguidos, imiten las expresiones burlonas de Coyuntural pensando que esa es la forma de hablar de la gente intelectual. Además, Coyuntural entabla con Obélix "comidas de negocios", le señala que hay actividades manuales que él no debe llevar a cabo, pues son "indignas" de un empresario, y le dice que no va vestido como es debido para alguien de su importancia.


II. ASTERIX HINCHA LA BURBUJA DEL MENHIR.

Llegado este momento, Astérix se da cuenta de que el repentino interés de los romanos por los menhires no puede ser natural, y decide darles una sobredosis de su propia medicina, así que convence a otros aldeanos para que compitan con Obélix y también fabriquen menhires para los romanos. Por un lado, su intención es que Obélix deje de ser "la persona más importante de la aldea" convirtiendo a otros vecinos en empresarios como él; por otro lado, se da cuenta de que el menhir es un bien completamente inútil y que su demanda debe ser artificial, así que supone que dando a los romanos más y menhires al final acabarán sufriendo una indigestión... En realidad, aunque Astérix no conozca el término, está hinchando una burbuja especulativa del menhir.



En realidad, Astérix está acelerando un proceso natural y cebando una burbuja que se hubiera producido de todas formas. Ya inmersos en un sistema en el que rigen las leyes del mercado, los distintos agentes económicos se orientarán hacia lo que dicte la demanda, y si lo que lo que se demanda son menhires, la mayoría de los trabajadores se convertirán en productores de menhires. En condiciones normales, una sobreabundancia de menhires llevaría a la caída de los precios, pero el único comprador del mercado absorbe toda la demanda y aumenta el precio que paga para estimular la avaricia de los galos, así que la burbuja no hace más que hincharse.



En un principio, la maniobra de Astérix no parece perjudicar los planes de Cayo Coyuntural sino que, al contrario, acelera su éxito: todo el pueblo se dedica ya a la producción de menhires, el dinero se ha generalizado como medio de pago y quien no lo posee queda excluido del entramado social. Sin embargo, comienza a plantearse un problema que el centurión Nihablarus le plantea a Cayo Coyuntural: ¿qué demonios van a hacer los romanos con todo el stock de menhires que están acumulando?



III. RETORNO DE LA INVERSIÓN. ESTIMULACIÓN DE LA DEMANDA A TRAVÉS DEL MARKETING.

En efecto, César está escandalizado ante tal acumulación de menhires. Sin embargo, Cayo Coyuntural, que ni mucho menos ha perdido el control de la situación, tiene la solución: vender los menhires a un precio superior al pagado por ellos para recuperar la inversión y obtener un beneficio. Aquí es cuando el plan de Cayo Coyuntural se muestra en toda su enormidad: en realidad, ha convertido a los galos en trabajadores explotados por los romanos, ya que producen a destajo un bien con el que piensa enriquecerse.



Ahora bien, dado que el menhir es un bien inservible, en absoluto demandado en Roma, Cayo Coyuntural pretende estimular la demanda de menhires entre el pueblo romano mediante una intensa campaña publicitaria. La crítica hacia el alto ejecutivo encarnado por Coyuntural es aquí más ácida que nunca, puesto que no le importa aprovecharse de quien sea para enriquecerse, ya sea galo o romano. A estas alturas de la historia, sólo Astérix y el druida Panoramix se salvan de la crítica del autor, que acentúa los defectos de todos los demás personajes: aldeanos que se dejan seducir por el afán de lucro, ciudadanos que se dejan manipular para comprar en masa productos inservibles por puro esnobismo, gobernantes torpes asesorados por consejeros sin escrúpulos...



Evidentemente, la campaña publicitaria es un éxito y los menhires comienzan a venderse como rosquillas en Roma. Buscando nuevas fuentes de beneficio, Cayo Coyuntural planea formas de diversificar la oferta e idea todo tipo de productos basados en el menhir con el que aprovechar la fiebre romana por este bien. Con la campaña publicitaria anterior y con su actual estrategia de diversificación del producto, Coyuntural demuestra ser todo un genio del marketing



IV. GUERRA DE PRECIOS EN EL MERCADO DE MENHIRES Y EXPLOSIÓN DE LA BURBUJA.

Por primera vez en la historia aparece un factor inesperado para Cayo Coyuntural. Los empresarios romanos, viendo la fiebre desatada entre los consumidores, deciden fabricar sus propios menhires. De este modo, el mercado romano del menhir deja de ser un monopolio y surge la competencia. Esta competencia, además, es una competencia real, al contrario de lo que ocurrió en la aldea cuando todos los galos comenzaron a producir menhires. En aquel caso, el mercado estaba adulterado por la intervención de Coyuntural, que como único comprador creaba una demanda artificial y sostenía los precios. En este caso, fabricantes romanos y galos de menhires comienzan a competir en un mercado inmenso como es el romano, un mercado que no es tan fácil de manipular, como pronto quedará de manifiesto.



Lógicamente, los fabricantes romanos venden los menhires a un precio más bajo para competir con el fabricante galo más experimentado. En un primer momento, Julio César prohíbe la venta de menhires romanos, pero los fabricantes de Roma reaccionan con una campaña de huelgas y manifestaciones que consiguen sensibilizar a la opinión pública. Además, la situación empeora con la irrupción de menhires de otros países. En este punto se desata una auténtica guerra de precios que acaba hundiendo el mercado.



En efecto, enfrentado a una competencia real, Cayo Coyuntural se ve obligado a bajar el precio de los menhires. Finalmente, se produce un descenso brutal de los precios, de forma que los menhires no sólo dejan de generar beneficios sino que provocan pérdidas (más aún en el caso de César y Coyuntural, que los compran a un precio muy elevado a los galos). De este modo, la burbuja especulativa se ha pinchado y el mercado del menhir ha quedado arrasado. César ordena a Coyuntural que vaya inmediatamente a la Galia para frenar la compra de menhires a los galos, por lo que se desmonta por completo el sistema.



Puede parecer sorprendente que a Cayo Coyuntural le pille desprevenido una reacción tan obvia como la de los fabricantes romanos que comienzan a fabricar menhires en respuesta a la demanda de los consumidores. Y sin embargo, no es una situación tan rara si nos paramos a pensarlo, ¿acaso los supuestos expertos en economía y finanzas no debían haber previsto lo que ocurrió con los mercados financieros y las hipotecas subprime? Una de las críticas más recurrentes a los economistas es que son pésimos a la hora de predecir lo que ocurrirá, justo lo que le pasa a Cayo Coyuntural. Lo que sí que debió prever al llegar a la Galia es que todo acabaría así:



Para concluir la historia, nos enteramos por boca del druida Panoramix de que una gran crisis azota Roma y ha desembocado en la devaluación del sestercio. No se nos dan detalles de cómo se ha producido dicha devaluación (no es necesario para la historia), probablemente el Tesoro romano recurriera a la acuñación masiva de moneda para solventar sus problemas financieros, lo que desembocó en su pérdida de valor.



Como veis  el genial guionista y creador del héroe galo, René Goscinny, lanza un torpedo contra la línea de flotación del sistema capitalista, disparando contra todo lo que se mueve a su alrededor: la voracidad de los mercados, las leyes de la oferta y la demanda, la soberbia de los economistas, la publicidad que manipula al consumidor, la deshumanización de una sociedad volcada en el dinero y el trabajo... Hasta tal punto es ácida y general la crítica que en este cómic se realiza que podríamos calificarla de auténtica obra antisistema. Y todo ello en una fecha muy señalada, justo entre las dos crisis del petróleo de los años setenta, cuando empezaba a derrumbarse el entramado keynesiano levantado tras la II Guerra Mundial para organizar la economía mundial y las finanzas internacionales.

Y sin embargo, la obra también se presta a dobles lecturas. Así, mientras que sin duda se critica la deshumanización de los tiempos modernos frente a las virtudes de la vida sencilla en paz con la naturaleza, no es menos cierto que el auténtico fracaso de César y Coyuntural está en intentar subvertir las leyes del mercado, que acaba arrollándolos y devolviendo las cosas a su cauce, un mensaje que sería muy del gusto de los economistas liberales. Después de todo, las argucias de Cayo Coyuntural le explotan en la cara por manipular el precio y la demanda de un producto sin un auténtico valor añadido.

Sea como sea, cada lector debe extraer sus propias conclusiones. René Goscinny murió al año siguiente de publicar esta historia, con lo que es imposible obtener cualquier interpretación suya al respecto. Sólo nos queda su obra, lo que no es poco.

PD: como advertí, he destripado por completo el guión del álbum. Aun así, su lectura sigue siendo obligada. Los chistes, los juegos de palabras, las situaciones cómicas se repiten página a página,haciendo de este tebeo una obra irrepetible... ¡No os lo perdáis, insensatos!

PD: seguramente os hayáis dado cuenta de las posibilidades de este álbum como material docente. En efecto, se utiliza como material didáctico en muchos currículos de Economía de 1º de Bachillerato. En este enlace tenéis un ejemplo.

Y recordad, si queréis revivir... ¡comprad un menhir!



89 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, pero los aplausos a Goscinny y Uderzo, por favor. ;)

      Eliminar
  2. Están locos estos romanos ... y murcianos y valencianos ... y .....

    ResponderEliminar
  3. Entrada magistral. ¡Enhorabuena!
    En los 70 la gente molaba...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja! ¡Sí, y nació mucha gente maja en aquella década! :D

      Eliminar
  4. a mi me han dado gana de comprar un menhir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que reconocer que sé lo que es un menhir gracias a los cómics de Asterix, así que se podría decir que no solo enseñaban economía con sus aventuras. :)

      Eliminar
  5. Y se notó mucho la muerte de René Goscinny en los siguientes comics.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. De hecho, este álbum casi se puede considerar su canto del cisne. El último que guionizó fue el siguiente, Asterix en Bélgica, y su calidad es mucho menor. Me pregunto si no sería un álbum póstumo al que le faltó un redondeo final por parte del guionista.

      Eliminar
  6. En mi instituto lo usaba mi profesor de ética de 2º de BUP como material de clase, allá por el inicio de los noventa. La prehistoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me hicieron leer El Principito en Ética de 2º de BUP, lo que tampoco estuvo mal, pero lo de Asterix y Obelix hubiera sido el no va más.

      Eliminar
  7. Es genial.

    Me llevo el enlace a mi blog, si me lo permites.

    ResponderEliminar
  8. Goscinny era simplemente genial. En realidad el libro es un torpedo contra Chirac (por cierto, tanto Goscinny como Uderzo y su editor salen autoparodiados en el álbum), pero yo no me quedaría aquí hablando de Asterix. "La residencia de los dioses" es otro intento de la sociedad moderna por autoliquidar sus tradiciones e imponer un estilo de vida consumista, "El caldero", "El adivino" y "La cizaña" son obras maestras sobre la naturaleza humana, y mi favorito es "El combate de los jefes", otro ajuste de cuentas sobre la forma que tenemos los humanos de excluirnos y de intentar prosperar pisando congéneres (el personaje central es un renegado que no obstante no está loco, todo lo contrario, probablemente sus lealtades son totalmente convenientes). No obstante, creo que los más populares son los libros de viajes que son muy menores, se limitan a ser colecciones de prejuicios, tópicos y clichés. Goscinny como guionista también tiene obras maestras en otros personajes, por ejemplo hay un cómic de Lucky Luke de su mano cuyo título no recuerdo ("La curación de los Dalton"?) donde se cachondea a gusto del psicoanálisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en que me gustan más los álbumes que transcurren en la aldea que las aventuras de viajes. La Residencia de los Dioses es otra historia que se presta a comentarios económicos, es cierto. Eso sí, tengo que reconocer que la historia que tenía un poco infravalorada era la del Combate de los Jefes. Al pertenecer a la primera etapa de Asterix, mucho menos interesante a mi juicio, la tengo un poco olvidada. Tendré que releerla.

      Los álbumes de Lucky Luke los he leído menos veces, así que tendría que revisarlos para ver qué pueden dar de sí como crítica social.

      Eliminar
  9. Increíble explicación de términos económicos que, de otra manera, son difíciles de entender para personas de a pié como yo.
    Enhorabuena por la entrada.

    ResponderEliminar
  10. Un artículo magnífico. Enhorabuena :).

    ResponderEliminar
  11. Genial!!!
    Que gran perdida la de Goscinny...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Pensar que se murió con 51 años... :(

      Eliminar
  12. Genial, Raúl. Ojalá mi profesor de Economía nos lo hubiese dado como lectura en el Bachillerato ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenía pensado mandarles un trabajo a los míos, pero ahora me da miedo que entren en el blog y me copien la entrada... :D

      Eliminar
  13. Guay, pero tanto Goscinny como el autor del blog demuestran no tener ni zorra idea de la diferencia entre moneda fiduciaria y patrón plata.
    Son demagogias socialistas sanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto la crítica, pero entrar como elefante en cacharrería en el blog de alguien diciéndole que no tiene ni zorra idea de algo no me parece la forma más adecuada de criticarle, la verdad.

      En cuanto a Goscinny, no sé si tendría idea o no, ni falta que le hacía. Recordemos que estaba escribiendo un tebeo supuestamente infantil/juvenil, así que exigirle rigor científico parece excesivo. De todas formas, el argumento de la historia se presta a todo tipo de interpretaciones, como señalo en uno de los últimos párrafos.

      Eliminar
    2. El blog se titula apuntes de economía. Y entiendo que, intuitivamente, el autor percibe que hay algo intrínsecamente malvado en la manipulación del volumen de dinero que los ciudadanos manejan. Ya sea para conquistar un territorio extranjero, ya sea para "activar" la economía.
      Hoy mismo sale Draghi diciendo que se van a mantener los tipos de interés al 0,25%, o lo que es lo mismo, que se va a crear moneda de la nada para que su valor siga siendo estable.
      Pero en ambos casos, Cesar o Draghi no son "los mercados" ni "el capitalismo". Son los gobiernos. Con fines bienintencionados, "socialistas", agrandar el imperio o activar la economía.
      Pero es el socialismo el que empobrece a los ciudadanos de Roma, haciendo que sus sextercios valgan menos.
      Si éstos estuviesen hechos de papel, pero como estaban hechos de plata...
      Pues ni la historia ni su explicación se sostiene.
      Perdone el exabrupto pero me parece menos ofensivo que que alguien con un blog de divulgación equivoque a los internautas con conceptos de economía básica erróneos.

      Eliminar
    3. 2 sanos apuntes, por un lado confundes intervencionismo (practicar politicas monetarias, estimular el valor de las divisas -en ambos casos) con socialismo, y a su vez el socialismo con la socialdemocracia. Si tu inferencia fuera cierta, Europa estaría dirigida bajo postulados socialistas, a tenor de la actualidad mas reciente que has apuntado. Pero me temo que tu apreciacion es ridicula puesto que las politicas economicas de Occidente de los ultimos 30 años se han fraguado desde el neoliberalismo (desregulacion, privatización y precarizacion laboral, por citar procesos inherentes al mismo) Ya que te pones pedante por lo menos sé correcto. Es posible practicar la socialdemocracia en un marco neoliberalista? Yo digo que no, pero eso abriría otro debate. Segunda apreciacion, veo que te ha chiflado la publicación, es mas, te debes sentir muy identificado con Cayo Coyuntural, al abrazar le retorica economicista para comentar una entrada de comic en clave de critica economica. En fin, si lo que buscabas era trolear, me temo que te has troleado sí , pero a ti mismo... Por cierto, la entrada es buenísima.

      Eliminar
    4. Ehem, siento romper su mundo de fantasía, pero Europa es, en estos momentos, un paraiso del socialismo.
      Entiendo que quiera hacer pedagogía de la semántica, pero desde el momento en que utiliza el término "neoliberalismo" se descalifica a sí mismo. El liberalismo no es, en su vertiente política, una ideología que haya fracasado y que, por tanto, haya tenido que redefinirse con nuevos postulados. Simplemente porque no es un sistema que haya estado vigente en Europa desde hace siglos, y me temo que en el Mundo desde hace casi 90 años.
      Hecha esta apreciación, he de decirle que, con tipos impositivos que sobrepasan el 40% de la riqueza generada por los trabajadores, moneda intervenida y regulada, privilegios a la banca concedidos por los estados, en los que el más pernicioso es la existencia de la reserva fraccionaria, sanidad y educación públicas desde hace décadas, medios públicos, suelo público (si, si, un bien de primera necesidad monopolizado por el estado) y una unión económica y monetaria que establece cuotas de mercado a los paises, la PAC, etc., Europa podrá ser muchas cosas, pero irán del socialismo al socialismo.
      Comprendo perfectamente que Ud. haya sido adoctrinado en pensar que los males que aquejan nuestra economía son culpa del libre mercado y del capitalismo, y aprovecho para enlazar con el segundo apunte que me dedica, ya que aprecia mi indignación ante comentarios del autor como: "Como veis el genial guionista y creador del héroe galo, René Goscinny, lanza un torpedo contra la línea de flotación del sistema capitalista" pero lo cierto es que el gran causante de los problemas que actualemente padecemos ha sido un gobierno que ha hecho política monetaria SOCIALISTA para activar la economía y que se creasen puestos de trabajo. Y no hay mejor prueba de su adoctrinamiento en que está pidiendo aquello que beneficia, precisamente a aquellos que nos han metido en este lío. Los gobiernos. ¿Quizá si la agricultura fuese pública nos iría mejor?
      Estoy seguro que Ud, defendió en su día las bajadas de los tipos de interés, que permitían a la gente comprarse pisos y que generaban empleo a patadas. Y digo que estoy seguro que lo defendió porque ahora defiende las prestaciones sociales que se establecieron en aquellos años. Pero ahora que viene la resaca y que no hay dinero para pagar los servicios que los impuestos de esas turbas de trabajadores cotizaban, me parece intelectualmente una broma achacar la culpa de la situación actual a un mercado libre. En un mercado libre, sin banco central, los tipos de interés se habrían disparado al 25% impidiendo a la gente endeudarse y a la burbuja crecer.
      En otras palabras, para que entienda por qué, aunque excelentemente dibujado, Goscinny no tenía ni zorra idea de economía, el César podría ser muy poderoso, pero no podía hacer plata de la nada. No se puede devaluar una moneda respaldada por un patrón.

      Eliminar
    5. Anónimo es un burro neoliberal, se compró un menhir.

      Eliminar
    6. Ok.
      Argumentación, contrargumentación, insulto.
      La típica dinámica del debate con alguien de izquierdas.
      Ojalá me hubiesen dado un duro cada vez.
      Un saludo y suerte con las hipotecas de sus menhires, caballeros.

      Eliminar
    7. Veo mucha gente que sabe mucho pero que es dura de mollera " Goscinny no tenía ni zorra idea de economía, el César podría ser muy poderoso, pero no podía hacer plata de la nada" CREES QUE NO LO SABE!!!!!???? esta haciendo una metáfora, no tiene que ser fiel a la historia 100% esta jugando como si el sextercio fuera una moneda actual!!! Lo segundo que un tipo de interés esta a un X% no significa que el BCE esté regalando el dinero, solo esta diciendo lo que espera recuperar por prestartelo ya que esta frase "Hoy mismo sale Draghi diciendo que se van a mantener los tipos de interés al 0,25%, o lo que es lo mismo, que se va a crear moneda de la nada para que su valor siga siendo estable." puede inducir a la confusión

      Por cierto los socialistos están dentro de la política de mercado neoliberalista desde hace tiempo, lo que nos ha llevado a situaciones tan absurdas como que el propio productor ponga el precio que le da la gana como las eléctricas.

      Eliminar
    8. Te lo prometo, tengo una sonrisa de oreja a oreja, sana e inocente eso sí. No quiero promover una distancia contigo desde la descalificación ni la ridiculización. Pero es difícil contenerse cuando afirmas que Europa está dominada por el socialismo. No es que me haya desacreditado por representar las políticas europeas de neoliberales (lo cual, si acaso, me sitúa ideológicamente, pero no me desacredita. El término es aceptado en la academia para datar los contextos históricos en que se fundamentaron ambos sistemas. Mientras que el Liberalismo es la expresión en contra de los poderes absolutistas, el neoliberalismo se refiere a forma de hacer política económica tras la Gran Depresión. Querer seguir con la concepción Liberalista en la modernidad responde a un intento de ensalzar los valores de momento histórico que poco tiene que ver con la actualidad, y esconder los valores económicos actuales. Otra cosa bien distinta es que tú te sientas atacado por ser un neoconservador, no deberías) Vuelvo a insistirte que para tener discusiones mínimamente interesantes deberías repasar los conceptos y la historia. A diferencia de ti, lo digo sin ánimo de incordiar, yo no voy por ahí troleando. ¿Por que Europa no es actualmente socialdemócrata? (no socialista, lo cual aceptar esta ultima presunción ya sería al acabose) Principalmente porque sus intereses no son afines a la sociademocracia, para ello se debería devolver la soberanía a los países, se debería ejercer una real redistribución de los recursos económicos, así como el control de los mismos, tanto económicos como naturales,- y eso se traduciría en nacionalizar aquellas servicios que son rentables, y asumir y ampliar los costes de aquellos que no lo son pero que no tiene el fin de serlos, llámese sanidad, educación o medios de transportes. Favorecer los métodos de participación social, y en general, ampliar la noción de democracia a un mecanismo no limitado a simples métodos de consulta. Todo lo contrario de la situación actual, vaya. Pero bueno, es que definir esto me parece poco apropiado en una persona que supuestamente sabe de economía, así q con esto finalizo mi aportación en esta discusión.

      Eliminar
    9. Una última matización, escrito en frío. Es que haces hablar a las piedras. El hecho de que estemos políticamente posicionados en las antípodas, tiene que ver con tu eres un liberal utópico (a ti te la pone dura Los Manuel Llamas, Fernando Díaz, o directamente los Adams Smith si eres un romantico…) y a mi no, aunque los leo con regularidad, tengo, evidentemente, otros referentes. Pero el Laissez faire del que predicas solo bondades, y que ha sido el caldo de cultivo de los graves problemas de igualdad inamnentes a toda nuestra historia, solo ha servido para perpetuar la dominación de ciertas elites económicas, además de provocar crisis cada 3 décadas, todas ellas desde un denominador común: la no interferencia – bueno, tú lo llamaras injerencias (discúlpame), de controles institucionales. El Crack del 29 con el valor bursátil de la producción, la crisis del 73 de la Opep con la inflación del precio del petróleo, la crisis del 2001 con las empresas.com , y en la actualidad con la construcción y el boom inmobiliario. Que sí, que me vendrás con matizaciones de tipo ideológico, nostalgias representacionesconservadoras, Curvas de Philips autoreguladas, abrazando coartadas que salvaguardan el mercado de competencia perfecta de todos los problemas de la economía. Me vendrás diciendo que fueron los gobiernos de turno de clara orientación marxista-socialista-perroflautista que estimularon el caos y la pobreza mediante la nacionalización de sus recursos. Y en el fondo te puedo entender, puesto que todos los gobiernos han sido cómplices de intereses económicos y han servido a sus pingües causas. Como buen Cayo Coyuntural que eres, aceptaras que el problema nunca descansara en eso tan abstracto que llamas economía, porque si de algo se ha caracterizado la derecha neoliberal es en decirnos que el problema no es aquello que no puede verse, ni tocarse, que solo puede sentirse . Y en el fondo tienen razón, tienes razon. El problema no es la economía, sino las personas que deliberadamente defiende sistemas que son invariablemente injustos. Valiente ideario el tuyo, como valiente es ir echando mierda sin dar siquiera un nombre con el que identificarte. Saludos camarada

      Eliminar
    10. Hostia, en europa vivimos en el socialismo!!! Entiendo que la propiedad privada de los medios de producción ha sido abolida y que caminamos hacia una sociedad comunista... y yo sin saberlo!!!

      Eliminar
    11. Bof, me había prometido no volver por aquí, uno se cansa de que le insulte gente que se mueve por sentimientos en vez de por la razón pero...

      Vamos a ver Luis, entiendo perfectamente su parrafada, está escrita en castellano, pero...
      No hace más que decir que el capitalismo nos ha traido a donde estamos, el laissez faire sin corazón, etc etc. pero lo que es explicitar como o porqué, pues ni palabra.
      Bueno, el mecanismo lo describe bien, crisis y luego inflacción, y lo cierto es que, si se parase a pensarlo dos segundos, en vez de ser el típico talibán de los tópicos, pues se daría cuenta de que Ud. mismo del problema: Inflacción.
      ¿Por qué se produce la inflacción? - Por que los bancos prestan el dinero de sus depositantes, la gran cantidad de dinero genera burbujas de precio (petróleo, menhires, viviendas, whatever) que cuando estalla, deja a las entidades financieras a cero. Luego, cuando los depositantes van a por su dinero, no está, y el mismo estado que les otrgó el privilegio de usar lo que no era suyo, tiene que rescatarlas a base de imprimir nuevo dinero, porque, ¿qué gobierno se enfrentaría a una quiebra generalizada?
      ¿Y qué pasa cuando imprimimos nuevo dinero? hasta Ud. lo tendría que saber, sin necesidad de ser de Weimar: Inflacción.
      ¿Y se podría imprimir más dinero si su soporte fuera el oro o la plata en vez del papel? le dejo que reflexione sobre ello con la almohada.
      Y mire, ni le he puesto curvas de Philips ni de Esmithes, todo explicado en castellano del bueno.
      ¿Lo va a pillar? ¿Va a solicitar a su representante político que elimine esos privilegios y que permita la libertad de moneda? Obviamente no.
      Y francamente, creo que debería empezar a pensar por sí mismo si los mecanismos de solidaridad y caridad, (SS y subvenciones) deben seguir en manos de aquellos que gestinonan así la economía, para que sean sectores sus rehenes, o podemos empezar a encargarnos los propios ciudadanos de mutualizar nuestro riesgo sanitario, educar a nuestros hijos, y atender a nuestro prójimo menos favorecido.

      P.S.: Que si sé que inflacción es con una única 'c'? Sí, pero me la pela. Como sus diatribas, hasta que no contraargumente.

      Eliminar
    12. Pero…, esto va en serio? Antes era broma, pero casi q estoy indignado. Para empezar, yo te contesto a ti, a tus referencias. Mis comentarios no son pedagogía económica de primero, yo no te tengo que demostrar nada, ni cómo funciona el sistema, ni como el capitalismo de mercado enmascara en sus genes la acumulación de capital, el monopolio de los modos de producción, como legitima la explotación del hombre por el hombre etc, etc, etc..., todos estos tópicos que puedes estudiar tu por tu cuenta, y que siguen siendo a día de hoy elementos descriptivos del sistema, y muy validos para analizar y medir la distribución de la riqueza …,pero igualmente que el texto que nos ha unido tenía la función de divertir y enseñar satirizando la entrada de la economía de mercado en un momento histórico concreto. Y en esa función es increíblemente divertido y efectivo. Con esto quiero decirte que dejes de pedir peras al olmo. No estás estudiando economía? Pues dile a tus profesores que te hablen de los clásicos, que te recomienden sus obras, que te digan que libros leer en relación a tus preocupaciones. Y mézclalo con la nueva escuela y las nuevas tendencias. Y estudia tb el marxismo, que no vas a explosionar por ello, ni te van a sangrar los ojos. La mejor forma de poder criticar algo es conocerlo desde dentro. Me hablas de inflación, países , libertad de moneda, patrón oro… Eres un estudiante, y como tal, eres victima de la última lección aprendida,… que por lo visto es sobre la inflación. Pero vamos a ver, al final estamos más cerca de lo que te crees, que sugieres? que salgamos del Euro? Me preguntas –y esto ha sido una risa mariana: ¿Se podría imprimir más dinero si su soporte fuera el oro o la plata en vez del papel? ¿Va a solicitar a su representante político que elimine esos privilegios y que permita la libertad de moneda? Pero nene, ¿en qué mundo vives? Primero me vienes con que Europa es socialista, y ahora me vienes con esto? No tenemos control sobre tales instituciones, y lo del patrón oro eso ha sido la guinda, eres muy grande... Es el Banco central europeo el que mantiene el poder adquisitivo de la moneda única y, de este modo, la estabilidad de precios de la zona del euro. El control de la inflación es por tanto su cometido y el objeto de sus directrices. Todo ello conjuntamente con el comité europeo de riesgos sistémicos. Ambas esferas, publico y privada, tienen el objetivo de luchar por la estabilización del sistema de la zona euro y prevenir nuevas crisis, y ya ves tú que eficientes son y a que lógicas responden. Por eso los paises ya no son soberanos, a estos organismos que actuan bajo los dominios de una economia perfecta de mercado no les importan las personas, mira Grecia o Portugal, que cojones! sal de tu barrio y date una vuelta por la periferia. Ese es el resultado de sus oblicuas miradas y sus particulares sensibilidades. Así que déjate de formulitas copiadas de clase, déjate de trolear a la peña que dedica su tiempo a algo tan loable como divulgar la ciencia de manera divertida, déjate de usar una retorica encriptada para asombrar y abreviar a quien no piensan como tu. En definitiva deja de parecerte a Cayo coyuntural, y sigue estudiando, y ábrete a nuevos autores y nuevas escuelas. Ok? pos ya esta bien por hoy Me he divertido contigo, en serio. Un saludo, salao! Y a divertirse que es Viernes…

      Eliminar
    13. Ostia, y llamar a la seguridad social mecanismos de solidaridad y caridad, eso se me ha pasado. Quizas en otra reencarnación...Eres muy grande, en serio. Ahora mismo me iria a birrear contigo. Eso lo malo de Internet y el anonimato... En fin

      Eliminar
    14. Pero tronco, Luis, que pasa con el punto y aparte, os habéis divorciado, o qué?
      A ver, que lo que estoy seguro que no entra en tu cabeza es que PRIMERO he conocido la visión marxista, el stablisment económico actual y luego he evolucionado a una concepción aunstríaca (por no decir Juan de Mariana) de la economía. ¿Por qué creee Ud. D. Luis, que sus doctrinas están al cabo de la calle? Lo cierto es que no llegan ni al primer portal.
      Sigue sin comentar nada, sin rebatir nada, sin analizar nada.
      A mí me la suda que el capital tienda a acumularse, a monopolizar el mercado, a que se acuchillen las familias por optar al fruto de mi trabajo a menor precio y mejor calidad. ¿Cómo es que no lo ve? la competencia entre los ambiciosos me surte de mejores productos, hace avanzar la tecnología, abarata la oferta, la escala. ¿que ostias más me da que haya gente que se vuelva horrrorosamente rica, que la diferencia de su renta sea abismal con la de los desfavorecidos? su riqueza es mi riqueza,y mi riqueza es el bienestar de la gente que falla en la vida.
      Defiéndalo todo lo que quiera, pero la arbitraria fijación de los precios del dinero de uso obligatorio, el control intervenido de la medida comun de la riqueza, su variabilidad según los intereses políticos de los gobiernos, el bajar los tipos de interés porque el año que viene tengo elecciones y me interesa que mis votantes estén contentos, aunque use el dinero de sus vástagos para contentarlos, es una cruel mueca de lo que es la verdadera prosperidad de las personas y, por extensión de su grupo social.
      ¿Por qué cojones asimila que alguien que no quiera que el goierno le hurte la responsabilidad de cuidar de los desfavorecidos es alguien insolidario? de hecho, su solidaridad va a ser más eicaz que la de ningún estado, por arbitarria y discrecuional, y eso lo demuestar cualquier verdadera ONG que analice.
      Y cederle el control de la inflacción, o sea del valor en definitiva del trabajo de cada trabajador, del ahorro del mismo, a un grupo de políticos que pueden decidir capitalizar (hurtar) todo esa riqueza para favorecer unos u otros intereses comerciales... ¿de verdad, siendo de izquierdas, va a defender esa arbitrariedad?
      Yo he viajado por barries muy chungos de Lisboa y Nápoles, ¿de verdad se cree que sólo un estudiante equivocado puede desear que la gente sea dueña del valor de su trabajo? ¿de verdad se cree que el gobierno es mejor gestor que uno mismo de la riqueza que nos hurta en forma de impuestos para proveer de la caridad? despues de ver el presupuesto de cualquier CC.AA.? ¿de verdad va a sostener que la mitad de los andaluces va a dar peor caridad que el presupuesto de yoda la junta de Andalucia, visto lo visto?
      Amos, hombre.
      P.S. La SS es un mecanismo de solidaridad (mutualidad solidaria en sanidad ey pensiones) y las subvenciones discrecionales del gobierno , caridad (o como piensa denominar el regalo a fagor, por ejemplo?
      aclare los conceptos de solidaridad y caridad, que aunque manoseados siguen siendo los vigentes, por parte del gobierno.

      Eliminar
    15. Nene, vamos a dejarlo ya. Esto no va a ningún lado y al final le estamos reventado la entrada del autor del Blog, que es lo verdaderamente importante y lo unico digno de resaltar. Una ultima mención, antes te decía que estudiaras mas, ahora te digo que estudies menos y salgas mas a la calle a ver el fruto de las teorias que apoyas. Tanto Hayek como Frierman han sido la antesala de nuestos problemas actuales, las cabezas pensantes de las manoibras de austeridad que tanto daño nos estan haciendo al grosso de la población. Al segundo deberian haberle quitado el puto premio Nobel q le dieron por reventar paises latinoamericanos. Con esto no quiero que contestes, sé que es discutible, sobre todo para una persona como tu. Pero tenía que decirlo. Sobre todo cuando ya te has posicionado, sobre todo cuando te permites la vileza de afirmar que te la sudan cosas que son de una importancia sustantiva para cualquier persona que viva en sociedad, y por lo que tanto se ha luchado en todo el mundo. Y la seguridad social es un mecanismo de solidaridad? pues deja de estudiar en universidades de pago, porque vaya telita lo que te enseñan. Me la suda que aprezca asi en los libros McGrallHill y todas los manuales de mierda que se encuentran tas desacoplados de la rrss . Los conceptos y las ideas son importantes, y si crees que vas regalando limosnas por ahi cuando se gestiona la proteccion social y los seguros publicos. Donde crees que sale el dinero para esas partidas? Asi que de caridad nada, nene... trabajo, cotización y redistribución. Y no creo que tus profesores defiendan lo que tu defiendes... y si no haz la prueba y dales la direcccion de este post para que te lean tus perlitas y tus troleos. A ver que te dicen dsp. Ya te has quedado sin cervezas por mindundi...

      Eliminar
    16. Las medidas de austeridad son acomodar el gasto al ingreso.
      Y espero y deseo que venga un mundo en el que la solidaridad y la caridad sea cuestión de los ciudadanos, y que el estado saque de ellas sus sucias manos.
      Como de la moneda.
      Nuestros problemas actuales han sido causados por políticas keynesianas suicidas, hay que estar muy cegado para pensar que la manipulación de la moneda, impidiendo que subiese su valor de forma artificial y que se enfriase y se parase la creación de empleo en ladrillo, sólo por el interés cortoplacista de políticos socialistas que querían el pan para hoy y el hambre para sus hijos, o sea para mi generación.
      Si Ud. tiene ganas de buscar culpables, haga el ejercicio intelectual de reconocer a los verdaderos responsables y el ejercicio de honestidad de denunciarlos sean quienes sean. Y desde luego no son Hayek o Friedman, aunque no entiendo porqué califica como liberal a éste ultimo, ya que era un declarado monetarista.
      La seguridad social es un seguro, o sea un mecanismo de solidaridad.
      Sé que es dificil que lo entienda, ya que actualmente la SS se dedica también a proveer de caridad, mediante las pensiones no contributivas. Bastardamente mezcla todo el estado para que individuos como Ud. me acusen de ser insolidario por no aceptar que sea el estado el que se ocupe de algo que es mi responsabilidad. Yo, desde luego, no he luchado para que la caridad y la solidaridad sean obligatorias, y pasen necesariamente por el criterio de oligarcas. No es una conquista social, sino una corrupción de la sociedad, y ejerzo mi libertad de expresión para decirlo en un blog que establece que las consecuencias de un acto socialista como manipular la moneda son, en realidad, los males del capitalismo.

      Eliminar
    17. Veo que sigues esa máxima que dice que: -si no puedes ser brillante, al menos, se oscuro. No se te entiende, pero se te empieza a comprender. Das pinceladas de conocer ciertas teorías, y luego apareces con errores que desenmascaran a un alumno más interesado en querer aparentar que sabe, que en preocuparse de saber. Al menos tengo el convencimiento de que este ejercicio te ha situado correctamente, y sacaras algo en claro de todo esto, si finalmente eres tan listo como te crees. No seré el primero en decírtelo, ni por desgracia para ti, seré el último. Por ir contestando a las chorradas que me vas planteando insistentemente. 1) Las medidas de austeridad, epicentro del modo de operar neoliberal, ha sido y está siendo, un mecanismo de polarización social desde Reagan-Tacher hasta la actualidad. La liberalización de los mercados y el abandono por parte de los gobiernos de las políticas de gasto social y la redistribución de la renta se convirtieron en prácticas generalizadas desde los 70- bien por decisión ideológica, bien por la necesidad de adaptarse a las reglas del mercado mundial dictados por los poderosos e impuestos por el FMI- que tb vino acompañado de flujos globales de inversión. Estas medidas, que se venden como un reajuste del movimiento (y q tú no sabes entender mas allá de su definición enciclopédica) ha sido el culpable de empobrecimiento de miles de personas, incluso el culpable de miles de suicidios en Europa. En Grecia por ejemplo, y esto ha sido reconocido por el propio organismo se ha admitido que se subestimó el daño de sus infames recetas, y que ha derivado en un aumento de la recesión que durara varios años más. Años de pobreza para miles de personas. ¿tb te tengo que explicar la importancia del gasto público para una economía? Te recuerdo que el gasto publico de este país, por ejemplo era muy admisible, el privado no. El de los bancos rescatados, los hemos tenido que asumir convirtiéndolos en una cuestión de la res pública.
      2) De nuevo me vienes con lo del socialismo. Acabaríamos antes si me dijeras que entiendes por socialismo, y tb por Keynesianismo. Socialismo tenemos a Venezuela, tenemos a Ecuador, tenemos en su sentido más estricto a Corea del Norte. Pero Europa socialista? Insisto, deja de aparentar y revisa los conceptos y la historia, estudia, pero no para trolear. Sí, me pongo fino, pero eres tu el que has entrado aquí tumbando la puerta del Blog con un discurso de chichinabo en pro de la purismo conceptual.

      Eliminar
    18. 3) Porque cito a Milton Friedman?, y esto tb echa por tierra tu tesis de una Europa Keynesiana socialista. Porque Friedman es el máximo exponente de la Escuela de Chicago, -yo no he dicho que fuera de la Escuela autriaca, he puesto a Hayek como valedor de una, y Friedman como el otro gran exponente de las medidas de austeridad. Como sabrás la ECH está detrás de muchas de las políticas del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Tu problema con los conceptos y la historia puede estar relacionado con que no sabes leer correctamente.
      4) Nuestras políticas actuales están causadas por las políticas socialistas keynesianas. Tu tesis central en todos tus magníficos comentarios. Me imagino que esto lo dirá algún profesor tuyo, o algún referente intelectual al que sigues. Pues bien, siento decírtelo, no lo has entendido bien, revísalo. Porque dicho así es una autentica subnormalidad. Dicho así está para que nuestros de “sistemas de solidaridad y caridad” te den una copiosa subvención. Y ojo! yo estaría a favor de asumir públicamente el gasto. Las recetas keynesianas sirvieron para salir de la crisis del 29 (el keynesianismo nunca ha sido entendido como socialismo, pero esto creo haberlo dejado suficientemente claro. Y, de nuevo, no confundas socialismo con la socialdemocracia. El PSOE por ejemplo, es un partido socialdemócrata. No mezclar con el socialismo populista latinoamericano, ni con el Juche coreano, los cuales se rigen culturalmente y políticamente de otro modo. Es que te veo venir).
      Las posteriores crisis se gestionaron políticamente mediante recetas de la Escuela de chicago y el modelo shumpeteriano (incremento tecnológico, privatización, desregulación y flexibilidad laboral) Esto no son parte del ideario keynesiano. Porque el mercado es tan malo?, que le critico al mercado? Le critico a las políticas neoliberales haber dejado en mano del mercado la gestión de las relaciones laborales. Mercado que siempre busca el máximo beneficio, muy por encima de las personas. El arte de la reconversión laboral difícilmente ha surgido de la burocracia gubernamental, q principalmente se destaca por su resistencia al cambio. En cada reforma laboral se han ganado mini-derechos pero se han perdido sustanciales condiciones laborales, sobre todo en las últimas décadas. Desde 1984 se ha dejado el trabajo en las manos diestras del mercado de consumo, ya famoso por medrar y disfrutar entrenando a sus clientes en artes sorprendentemente afines. El sentido profundo de la reconversión del estado al culto de la desregulación y privatización radica en haber transferido a los mercados la tarea de la reconversión laboral. Que se ha traducido en desempleo y precariedad laboral en todo el mundo. Evidentemente no deseo lo mismo para la SS, puesto que ya sabemos, mirando al trasatlántico, en que se convierte esta fórmula de adelgazamiento que ya no engaña a nadie
      Y por favor, deja de decir choradas porque ya no me divierto. Vivimos en la era de la información, así que documéntate.

      Eliminar
    19. Vaya, qué lastima. Por desgracia, este año ando ocupadísimo entre el trabajo, los cursos y el estudio, así que no puedo estar tan pendiente del blog como me gustaría. De ahí que no pueda actualizarlo ni la mitad de lo que querría y de ahí que me haya perdido vuestro debate, en el que me hubiera gustado participar.

      Gracias por intervenir, Luis. Cualquier opinión es bienvenida, y si está bien expresada o tiene algo que decir, mejor. En líneas generales, coincido con tus opiniones, así que poco puedo aportar. Solo un par de precisiones con respecto a lo que comenta "Anónimo":

      - Perdona que te lo diga, pero es absurdo que critiques a Goscinny por su tratamiento de la economía. Vamos a ver, Goscinny era un guionista de tebeos juveniles (otra cosa es que fuera tan bueno que pudieran disfrutarlo los adultos por igual), su propósito con las aventuras de Asterix era contar historias divertidas, que entretuviesen al público, no hacer tratados históricos... ¿Que no contaba bien cómo era la creación de moneda o los mecanismos económicos de la República Romana? ¡¡Por supuesto!! ¿y qué?
      Si quieres criticar a alguien que defienda postulados keynesianos, comenta los artículos de Krugman defendiendo el gasto público, o los de Stiglitz criticando la globalización o la información asimétrica, o mejor lee la Teoría General de Keynes.

      - Esto me lleva al segundo punto. Meterse con Goscinny por criticar el liberalismo no tiene sentido. Este tebeo se publicó en 1976, por lo que seguramente se guionizara el año anterior. Es decir, Milton Friedman ni siquiera había ganado el Nobel, y el único sitio donde se practicaba el neoliberalismo era el Chile de Pinochet (como para estar orgulloso, ¿verdad?).
      Lo que afirmo en la entrada es que Goscinny critica al capitalismo, y lo creo firmemente. El mensaje que se desprende de la obra es una crítica hacia esa ética de los negocios, de especular, de medrar, en detrimento de lo realmente importante de la vida, disfrutar en paz con los amigos. Pero es que se puede (y se debe) criticar algo sin necesidad de estar en contra. No lo sé a ciencia cierta, no conozco su biografría hasta ese punto, pero me da la impresión de que Goscinny no era muy comunista que digamos.

      - Por último, no haces más que llamar socialista a todo lo que se mueve. Si vas a criticar a diestro y siniestro (perdón, más bien criticas a siniestro), deberías ser más concreto. Da la impresión de que ves socialistas por todas partes. Me recuerdas a Esperanza Aguirre cuando decía (con muy poca vergüenza, todo sea dicho) que Franco era socialista, o a esos ultraliberales que dicen que Milton Friedman era socialista... En fin.

      Bueno, saludos a los dos y gracias por vuestros comentarios.

      Eliminar
    20. A ver, intentaré ser breve.
      A D. Luis: Ha sido Ud. extenso, pero ni una palabra de crítica hacia el sistema monetario regulado actual. Ni un comentario sobre las políticas monetaristas que nos han llevado a esta situación. No entra a debatir lo que digo, sin entrar a valorar los ad hominem (estoy acostumbrado, va de serie con el debate con gente de su ideología) cambia el paso y saca a relucir la necesidad del gasto público como herramienta para salir de la crisis. Ok.
      Pues punto a punto:
      1) ¿medidas de austeridad, epicentro de la forma de operar neoliberal? para enmarcarlo.
      Le repito el esquema, a ver si esta vez entra al debate de verdad o se vuelve a escurrir como una anguila:
      1º hay una explosión de crédito, propiciada por bajos tipos de interés
      2º crece la industria y el consumo, y en base a ello
      3º crece la recaudación, que en vez de ahorrar el superávit, lo dilapida acomodando el gasto público a la recaudación.
      4º se pincha la burbuja, la actividad económica cae a la mitad (o menos). La resaca keynesiana.
      5º El gobierno, en vez de acomodar el gasto, como no sabe o quiere o puede enfrentarse al coste politico de recortar, tira de deuda pública (y el que venda detras, que arree)
      6º subir los impuestos sigue siendo menos costoso politicamente que asumir que no hay recaudación para tantas ayudas. Ya se sabe, no os subimos los impuestos a vosotros, se los subimos a los ricos.
      7º la deuda pública llega al 100% del PIB, ya no quedan mas huevos que recortar.
      8º aunque recortar suponga volver a una situación de gasto público anterior, que era aceptada y viable, los agentes sociales (léase los mayores beneficiados de los derroches), montan en cólera (curiosamente, ante los 5 M de parados del sector privado ni pestañearon)

      Indíqueme (le pediría precisión) en qué momento se ha aplicado una medida liebral en este proceso. Si me dice que en las medidas de austeridad, pues vaya ejercicio de demagogia. Te pegan un martillazo en la cabeza y la culpa es de la astronomía porque también te hace ver las estrellas.
      Por favor.

      2) Lo siento, ya le he referido anteriormente todas las medidas de caracter socialista que están vigentes en la vieja europa. No creo que, desde una postura intelectualmente honesta, se pueda negar que existen políticas de redistribución de la riqueza desde hace décadas. Se las vuelvo a referir, por si acaso alguna de ellas o todas eran, leidas de alguna otra forma, liberales, y yo no lo había visto:
      Tipos impositivos que sobrepasan el 40% de la riqueza generada por los trabajadores, moneda intervenida y regulada, privilegios a la banca concedidos por los estados, en los que el más pernicioso es la existencia de la reserva fraccionaria, sanidad y educación públicas desde hace décadas, medios públicos, suelo público (si, si, un bien de primera necesidad monopolizado por el estado) y una unión económica y monetaria que establece cuotas de mercado a los paises, la PAC, etc.

      Pero puede añadir la protección en el despido, el salario mínimo, la jubilación reglada, las pensiones públicas, horario y calendario laboral reglado... otro etc.

      Y con dos cojones, que vivimos en un mundo neoliberal.
      Pues no. Ya no cuela más.

      Eliminar
    21. 3) Me encanta Friedman como divulgador, pero como monetarista me parece de lo peor. Puede lanzármelo a la cara que no me daré por aludido.

      4) Mezcla Ud. muchas cosas. Yo no había blandido a Keynes aún. Yo he criticado las políticas monetaristas del BCE y los privilegios de la banca, pero vuelve a saltárselos muy poco elegantemente cambiando de tema. Entenderé su omisión de como concesión de parte. Ok, pues, hablaremos de Keynes.
      Antes he de decirle que, en aras de que entendamos los mismos conceptos cuando utlizamos las mismas palabras, entiendo como solidaridad aquellos mecanismos de mutualidad entre los ciudadanos. Un seguro de salud, un seguro de desempleo, un plan de pensiones, etc. todo lo que actualmente aglutina la Seguridad Social (pensiones no contributivas aparte). Todos ponemos dinero y algunos beneficiados y otro perjudicados. Pero el dinero que entra, es el dinero que sale. Somos solidarios. No voy a abrir ahora un debate sobre la conveniencia de su obligatoriedad, sobre la conveniencia de que su comercialización deba pasar exclusivamente por el estado, o de que su provisión sea igualmente un oneroso e ineficaz monopolio (mediante funcionarios y haciendo el caldo gordo a farmaceúticas), no quieo que su cabeza implosione al contemplar semejante posibilidad. Baste decir que creo firmemente que la libre competencia y el fin del esquema Ponzi de las pensiones permitiría a los ciudadanos estar mejor atendidos, con más coberturas y mejores pensiones. Pero vamos, si cree que esto no es así, siempre puede pedir que los seguros de coche sean también públicos.

      Eliminar
    22. La caridad es, simplemente, cuando se proporciona, a fondo perdido, bienes a gente que no los va a devolver, para evitar un mal mayor. Pero lo que debería ser un acto puntual, institucionalizado por el estado, se ha convertido en una profesión más, una renta, un subterfugio. No voy a entrar en los cientos de casos de caridad institucionalizada que existen en nuestro país. Huelga decir que con cada subsidio realmente justificado hay decenas de parásitos, y que las subvenciones a sectores quebrados son contraproducentes. Y no me temblaría ni un milímetro el párpado en desmontar todo ese tinglado y devolver a los ciudadanos esa responsabilidad. Sé perfectamente que la arbitrariedad en la provisión privada de la caridad la haría varios centenares de veces más eficaz. Puede Ud. petar de indignación.
      Una vez establecido esto, lo siento pero Keynes me parece una figura nefasta. Pero no necesito rebatirlo teóricamente, el plan E, el prever, etc. hablan por sí solos. De todas formas, puede Ud. predicar con el ejemplo. Mañana mismo vaya a su comercio favorito y agote su tarjeta, que seguro que le vuelve el dinero en forma de más salario corregido y aumentado. Ni se le ocurra ahorrar, no nos asfixie Ud. más.

      Y respecto del empleo, qué decir. Ojalá entendiera que las condiciones laborales son sólo cuestión del mercado laboral. Pero si entendiese eso no aplaudiría hasta con las orejas el "papeles para todos". Dejaré que se sulibeye: La inmigración es un atentado contra la libertad de los ciudadanos que decidieron acotar su descendencia para que ésta tuviese mejores condiciones laborales. La gente como Ud. jamás llegará a entender la complejidad de un sistema económico dinámico, en que el crecimiento, el ahorro, y la población están interrelacionadas.

      Yo no he entrado a este blog para divertirle ni para trolear. Creía Ud. que los liberales somos sólo una panda de insolidarios indocumentados, pero lo cierto es que desconoce los mecanismos de la moneda, de la banca, del crecimiento poblacional, y estoy seguro de que, impuestos aparte, he practicado más caridad que Ud. Principalmente porque sé, aunque el gobierno me intente hacer creer lo contrario, que es mi responsabilidad, y que el gobierno hace dejación de susu funciones.
      Posiblemente Ud. se haya creido que ha subcontratado esa importante faceta humana en el estado, y puede que pase al lado de la gente necesitada con la conciencia tranquila del que ya ha cotizado sus impuestos, y, por tanto, ésos ya no van con Ud. Pero yo no.

      Y respecto al autor del Blog, que tan amablemente ha intervenido, primero disculparme por los infumables tochos, segundo volver a hacerlo por la competencia desleal en pedagogía que contienen. No podía quedarme callado. Cada vez puedo menos. Y dicho esto:
      Yo no critico que Goscinny no sepa de economía. Pero si el tulo del artículo hubiese sido "Asterix y Obelix contra el intervencionismo del estado" aquí habría habido paz y después gloria. Pero no se puede ser equidistante ciuando se le está achacando al mercado y al capitalismo las acciones intervencionistas (bienintencionadas o no, socialistas o no) de un gobierno. POR PURA HIGIENE INTELECTUAL.
      El mercado se distorsiona, sí, el capitalismo se corrompe, sí, los consumidores, los ahorradores y los trabajadores lo sufren sí. Pero NO ES CULPA SUYA.
      Y respecto de Krugman o Stigliz, dejaré que Ud. mismo googlee Juan Ramón Rallo para ver sus argumentos reducidos a pavesas; no voy a controlcopiarpegar que menudo tocho me quedaria.
      Y sí, Franco era socialista (Búsquese en YouTube el discurso de Arrese de "falange contra el capitalismo" o váyase a cualquiera de los pantanos, hospitales, colegios, universidades etc etc que nos "regalo" con nuestro dinero, por nuestro bien y nuestro progreso. ¿que sus valores no eran los mismos? da igual, se impartían en colegios igual de públicos que los de Castro. Por funcionarios. Como hoy en día.
      Y sí, Friedman... bah, lo dejo ya.
      Un saludo.

      SchloBMühle

      Eliminar
    23. Ostias pedrín, de aquí va a nacer una bonita amistad hacia los dos, lo veo venir. Hoy no podre contestar que estoy hasta arriba de faena. Y nuestro amigo SchloBMühle se ha lucido en extensión. A mas contenido, mas vulgares representaciones y mas debate, de eso no hay duda. Pero tras leerte, ya puedo decirte que tienes un mirada muy particular de la economía. Y que yo no tengo que explicarte como se rige el sistema monetario actual, ya lo estudie en su día y me dio mucha pereza. Es mas, te compro la respuesta si quieres, pero en el sentido en que las directrices de la Troika han sido muy perjudiciales para la población, lo otro debe ser matizado y discutido. No obstante, nuestras diferencias, como buenos extremistas que somos, no radican el advertir lo endemico de la economía moderna, sino en aplicar las recetas curativas. Ya contestare con tranquilidad. Aprovecho para saludaros, y felicitarte Raul por el Blog. Prometo tb verlo con mayor detenimiento. Lo interesante seria que escribieras un articulo en forma de repaso de la literatura económica sobre los modos de gestionar una crisis capitalista. El modelo japones, el modelo latinoamericano o el modelo neoliberal (si , neoliberal. No hay otra forma de calificarlo). Ya que parece que debate camina hacia esos lodos. Por lo que comentas, ya se q tb vas apurado, pero por pedir que no quede. En fin, lo dicho. No me olvido de vosotros.

      Eliminar
    24. Bastante de acuerdo con Luis, excepto en una cosa: el liberalismo sí es, en líneas generales, desregulación y privatización, pero ¿precarización laboral? No estoy nada de acuerdo. Precarización laboral la del socialismo (el de verdad, no ese en el que cree el insigne anónimo que vivimos), que para que todo el mundo trabaje divide un mismo trabajo las veces que haga falta para que nadie esté sin empleo. A costa, claro, de reducir también los salarios.

      En cuanto al post, simplemente brillantes y muy educador. Evidentemente, todos los cómics de Asterix han de ser leídos en clave contemporánea (más o menos, dado que muchos empiezan a ser muy antiguos, como nosotros...) y por eso hemos de pensar o creer que el sistema monetario romano es fiduciario y no uno basado en un patrón metálico.

      Creo que Goscinny hace una crítica del sistema en general, de la sociedad, del intervencionismo, del egoísmo innato en el ser humano... Y todo ello aderezado con una buena dósis de humor y genialidad. Como lector de estos cómics (junto a los de Mortadelo y Filemón y Tintín los únicos que he leído en mi vida) me ha encantado econtrarme con este post. Enhorabuena.

      Fernando E.

      Eliminar
  14. Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios. Me abruma el éxito que ha tenido esta entrada.

    De todas formas, seguramente sea la entrada que menos mérito tiene de todas las que he publicado, pues me limito a resumir el argumento del tebeo de Goscinny y Uderzo. Si es divertida es sobre todo por las viñetas que he ido colocando de forma paralela al texto, que nos dan una idea de lo buenísimo que es.

    ResponderEliminar
  15. Un gustazo ver esto por la red

    ResponderEliminar
  16. Genial.... la reflexión, interpretación y el rescate de este comic atemporal que leí hace por lo menos 25 años

    ResponderEliminar
  17. Mi más sincera felicitación por este post Raúl. Has convertido un contenido que podía ser tedioso en una exposición clara, entretenida y divertida. ¡Ojalá todos los contenidos pudieran exponerse del mismo modo!

    ResponderEliminar
  18. Es una de las mejores lecciones sobre economía que me he encontrado por la red. He leído el comic miles de veces, y me he divertido con él en todas ellas. La próxima vez que lo lea podré decir que además, he aprendido gracias a él y a esta entrada, cuestiones fundamentales sobre economía y el funcionamiento de los mercados.

    ResponderEliminar
  19. Buenísimo!! Interesantísimo!!
    Tengo la colección completa de Astérix y Obélix y nunca me paré a analizar este tebeo de una forma tan profunda. Bueno, también es verdad que sobre todo los leí de crío, pero es que es fiel a lo que está pasando en la actualidad. Increíble!!

    ResponderEliminar
  20. Yo miraba los comentarios y contaba "1, 2, 3" hasta la aparición de un liberal de derechas :-) explicando que todo es falso" :-).

    ResponderEliminar
  21. A mi suelen decir eso de "vete a cuba" pero al parecer no hace falta, ya vivo en el socialismo.

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado . Gracias

    ResponderEliminar
  23. Para financiar en parte la compra de menhires a los galos, Chira.... digo Cayo Coyuntural debería haber creado impuestos sobre la compra de menhires en Roma, impuestos por fabricarlos en Roma, impuestos sobre el lujo considerando los menhires un lujo, etc ...je je je.

    ResponderEliminar
  24. Asi es el socialismo....Un cuento que para que funcione necesita una poción mágica.

    ResponderEliminar
  25. Muy bueno el post y muy preciso el cómic.

    ResponderEliminar
  26. Toda una crítica a la política intervencionista de los Estados, gobiernos y estamentos privilegiados. Buena defensa del liberalismo, de la Libertad y del laissez faire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, no creo que Goscinny hilara tan fino, pero es cierto que es una de las interpretaciones que se pueden sacar de la obra, como indico en los últimos párrafos. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  27. Por lo que leo aquí cada uno lo interpreta como le sale del rabo, jajajjaja. Gracias Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto. Supongo que es lo que tienen las grandes obras, que se prestan a interpretaciones de todos los colores. Gracias a tí.

      Eliminar
  28. Habeis perdido un sextercio.

    ResponderEliminar
  29. Creo que ataca más al mercado que a la vida tradicional, por eso aparece Ásterix al final como el bueno de la historia que quiere seguir cazando jabalíes y no haciendo menhires, cierto es que aparecen los competidores y las leyes del mercado con las que no contaba al tener la oferta él sólo hacen que se derrumbe, pero también es humor fino ya que son de los propios esclavos romanos quiénes la hacen y se montan su huelga. Es una buena manera de resumir la historia de la economía en una viñeta, tanto su crecimiento, como la destrucción de otros modelos de vida además de como no lo que es todo un tópico: las burbujas y sus estallidos que suelen estar en manos de especuladores avariciosos y financieros. Libre mercado, libre empresa... parece que todo es libre menos la persona y eso es el capitalismo.

    ResponderEliminar
  30. http://www.youtube.com/watch?v=HXpXOULs4SM
    Este capítulo de La banda del patio también serviría como lección de economía. Muy bueno el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aqui esta en castellano http://streamcloud.eu/5gm0xtbhlwor

      Eliminar
  31. Alguien ha debido "economizar" no decir aquí que ha llegado por Twitter. ;-)
    Yo (admito que) leí esta entrada gracias a Alberto Garzón; porque la tuiteó el jueves pasado a la 1 y veinte de la tarde, aunque yo la vi veinticuatro horas más tarde, como me pasa siempre (soy tuitero pero no estoy todo el día encima):
    https://twitter.com/agarzon/status/398424667234787328

    Me ha encantado el análisis de este cómic, Raúl y me has recordado el momento en que lo leí, hace ya muchos años. Gracias

    ResponderEliminar
  32. He llegado aquí por el cómic, y me he encontrado con el debate Anónimo-Luis... Para mí, mejora la entrada. Y (lo siento, esto es alimentar al troll quizá) pero... estoy con lo que dice Anónimo. ¿Soy el único que ha presenciado/protagonizado un debate más o menos en estos términos? ¿Cada uno convencido de su argumento, pero sólo una de las partes dando razones de peso, o al menos lógicas, o al menos con un hilo lógico conductor, mientras otro sólo tiene palabras para expresar lo convencido que está en lo que cree, apelando a sentimientos, "está en los genes" del neoliberalismo, etc?

    En fin, bastante polémica ha habido entre estos dos participantes, y MUY instructiva (una discusión no tiene que tener necesariamente el tinte negativo que a veces le damos). Felicidades por a Raúl por la entrada, no sólo porque me guste Astérix, sino por haber "provocado" este debate.

    ResponderEliminar
  33. @ Anónimo (7-11-2013, 16:49):

    "Ehem, siento romper su mundo de fantasía, pero Europa es, en estos momentos, un paraiso del socialismo"...

    Tiene ud. toda la razón... y el resto de su comentario es la pura realidad (palabrita de economista), ni en sus más lúbricos y húmedos "sueños fabianistas"[*], las "élites extractivas"[**] estarían tan encantadas como con el actual statu quo del (quebrado) sistema fiducario internacional y sus ilusorios "Estados del Bienestar" [eufemismo que, cada vez más evidente, supone "Estado del Malestar(privado)/Malgastar(público), lógica consecuencia de la evolución desde el neo-feudalismo al neo-deuda-lismo]...

    El envilecimiento de la moneda, su devaluación, es la "root cause" [en concurso con la pérdida de libertades/derechos individuales/privados en favor de lo colectivo/público, el intervencionismo/estatalismo] de la ruptura/quiebra de sociedades e imperios (¡como en Roma, con la progresiva devaluación del denario!), incluso Keynes lo tenía claro:

    "No hay medio más sutil, más seguro de anular la base existente de la sociedad que corromper la moneda. El proceso involucra a todas las fuerzas ocultas de la ley económica del lado de la destrucción, y lo hace de una manera que ni un hombre entre un millón es capaz de diagnosticar"

    ["There is no subtler, surer means of overturning the existing basis of society than to debauch the currency. The process engages all the hidden forces of economic law on the side of destruction, and does it in a manner which not one man in a million is able to diagnose" ('The Economic Consequences of the Peace', John Maynard Keynes, 1919)]

    Enhorabuena por su excelente exposición y honestidad intelectual... dado que la verdad nos hace libres, se agradece su contribución para evitar (re)alimentar la desinformación, manipulación de expectativas y creación de opinión basadas en postulados incorrectos/falsos...

    Gracias y salu2

    [*] V.g. cfr.: https://encrypted.google.com/search?q=fabianismo
    [**] http://politica.elpais.com/politica/2012/09/08/actualidad/1347129185_745267.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y qué recomienda usted? ¿la vuelta al patrón oro?

      Eliminar
  34. Buenísimo, me encanto. ¿Cuál edición o número es para ver si la consigo? Gracias.

    ResponderEliminar
  35. Yo personalmente lo veo más como un ataque a la perversión del mercado mediante la intervención estatal que un ataque contra el capitalismo (cuando menos el de libre mercado).
    No deja de ser una burbuja creada con fines políticos que jamás se habría dado en una economía, que aunque de subsistencia, está totalmente desregularizada (o eso parece) como la que hay en la aldea.
    A parte, los verdaderos economistas si sabian que pasaría con las hipotecas subprime pero para el político de turno es más importante las medidas que aporten votos a corto plazo y los economistas cuyo sueldo depende del politico de turno dirán lo que su dueño les diga.
    Casi todas las burbujas se concentran en sectores altamente regularizados, son producidas por dichos sectores (vease banca por ejemplo) o han sido potenciadas por intereses políticos.
    Si es cierto que hay una crítica social pero yo al menos siempre la vi como una crítica al nuevo rico al que de la noche a la mañana se ve con gran cantidad de dinero y además no se debe a su esfuerzo.
    Por ultimo en general, se ha acusado de los grandes males actuales a los recortes neoliberales es cierto que éste propone los recortes pero acompañados de la reducción de la carga fiscal y seamos sinceros los impuestos si han hecho algo ha sido aumentar y eso no es liberalismo. Eso sin contar con que el resultado acaba siendo evasión fiscal para el que pueda y el grueso de dicha carga para la clase media y por tanto reducción del poder adquisitivo.
    Para mí el principal problema que existe es que la mayoría de la población entiende el clientelismo actual como neoliberalismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, yo no creo que Goscinny hilase tan fino, así que no encuadro su crítica en ninguna corriente, ya sea de tipo keynesiano, liberal o monetarista. Simplemente, creo que elogiaba las virtudes (muy idealizadas, por supuesto) de la sencilla vida de las gentes de antaño frente al desenfreno de la vida moderna, en el que irrumpían con fuerza los yuppies y ejecutivos. De todas formas, es una impresión, no conozco lo suficiente la biografía del autor como para poder asegurarlo.

      Con respecto a alguna de las cosas que comentas. Bueno, claro que había economistas que denunciaron los peligros de la financiarización y/o desregulación excesivas (ahora se cita mucho a Hyman Minsky), ¿pero acaso los consejos de los grandes bancos de inversión e instituciones como la Fed o el BCE no estaban formados en buena parte por grandes economistas?

      Con respecto a lo que comentas de los impuestos, en efecto, aumentarlos no es liberalismo, pero... ¿estás seguro de que se han aumentado los impuestos en los últimos treinta años? Yo no estoy tan seguro, la verdad. Y por otra parte, el liberalismo engloba muchas más medidas, como la desregulación y privatización, que son políticas que se han extendido sin freno en las últimas décadas. Si echamos un vistazo general a las políticas económicas de los últimos treinta años, su matiz es claramente liberal.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  36. Don Luis. Usted es un pesado como pocos, y en esta vida se puede ser de todo menos pesado... móntese su blog y allí hable y hable (anuncie también que necesita comprarse una vida)

    La entrada es fabulosa!!!

    ResponderEliminar
  37. Quillooooooooo que mierda es estaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!! necesito un resumen CORTO de lo que ha escrito este chaval cojones.Pero por favor un resumen corto de dos o tres lineas no como otros corgaos que han escrito to su vida en el comentario. GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  38. pero escuchame para hoyyyyy

    ResponderEliminar
  39. por favor esto que es os creéis que es un comentario de texto .yo como profesor no admito estas tonterías , los comentarios tiene que ser cortitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que cagada acabas de poner eeeeeen .... profesor ni profesor tsss ponte a leer que es lo que te hace falta picha

      Eliminar
  40. me agrado mucho la comparacion y adaptacion .... atte andres (Peru).

    ResponderEliminar
  41. He llegado a esta entrada buscando información sobre el libro. Desde que lo leí (si no al salir publicado, poco después) lo he considerado el mejor de todos los Astérix. Yo no tengo ningún tipo de formación como economista, aunque últimamente he leído bastante más de lo habitual sobre estos temas, como creo que le ha pasado a mucha gente.

    La entrada me ha gustado mucho, porque le saca punta a detalles en los que seguramente no caes al leer el libro. Como mínimo, conscientemente. En algunos comentarios se habla de que el libro no es un ataque al capitalismo, sino al intervencionismo. Se habla de un ataque a la manipulación del Estado sobre los precios. Para mi un César elegido por una élite aristocrática que gobierna un imperio de territorios conquistados, se parece más a una gran multinacional que a lo que debería ser un gobierno democrático elegido por el pueblo y participado por él. De hecho, la Pax romana y el panem et circenses tiene muchas similitudes con la sociedad de consumo.

    Otro punto interesante es la discusión entablada entre Luis y Anónimo, aunque es una pena que se entre en descalificaciones. En general, mi punto de vista coincide con el de Luís, pero hay un tema que va apareciendo en las aportaciones de Anónimo que me han recordado mi descubrimiento de la existencia del anarcocapitalismo. Fue de rebote, en un comentario de un artículo en la web del Instituto Juan de Mariana, en el que se defendía el voto censitario. Y ahí hay un punto en que le doy la razón: lo deseable es que cada uno se responsabilice de sus obligaciones, no que le exija al Estado que le arregle los problemas porque ya paga impuestos y se desentienda de ellos. Hasta ahí la teoría está bien. En este sentido, los neoliberales que llegan hasta las últimas consecuencias pueden coincidir con los anarquistas, de la misma manera que el franquismo coincidió con los totalitarismos comunistas en la abolición de libertades individuales. El problema de las políticas que se denominan habitualmente neoliberales o pro-austeridad, y que se están aplicando hoy en día, es que desvían los recursos públicos a manos privadas, a base de que los poderes económicos secuestran los políticos.

    Finalmente, mi desacuerdo más de fondo con Anónimo y en general con el anarcocapitalismo o neoliberalismo extremo, es que basan las relaciones en la moneda. Estoy de acuerdo en que una moneda tangible (como la plata o el oro que menciona Anónimo) es menos susceptible de distorsionar el mercado que una moneda sin límites físicos de creación, transporte o acumulación. Pero al fin y al cabo, el oro ni se come, ni se calienta, ni se respira. De hecho, si vamos más lejos, Obélix no conoce el uso de las monedas al principio del libro, pero sí conoce los jabalíes (para desgracia de los pobres animales).

    En este sentido, para mi el mensaje principal del libro es la recuperación de lo que realmente se necesita para vivir, representada por Astérix y Obelix cuando vuelven a cazar juntos. Porque el otro recurso esencial para la supervivencia de la especie es el sentido de comunidad. Por eso el último párrafo del libro es:

    "Pero la preocupación por tan enrevesadas cuestiones desaparece bajo las estrellas, como la nieve bajo el Sol, y es con el espíritu en paz como los galos celebran su amistad reencontrada".

    Puede parecer una cursilada, pero refleja lo que para mi es el problema de la economía actual: que ha pasado a ser un fin en sí mismo, en lugar de un medio de relación entre personas que tienen objetivos compartidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu comentario, Eduard. Espero que me perdones por no haberte contestado hasta ahora. Este verano lo pasé en una aldeíta sin conexión a internet y se me traspapelaron varios comentarios.

      Estoy completamente de acuerdo contigo con respecto a las conclusiones que se pueden sacar de esta aventura de Asterix. Ya he dicho en otros comentarios que no creo que la idea de Goscinny fuera hacer una crítica seria sobre el intervencionismo o el capitalismo o la doctrina económica que fuera. Otra cosa es que nosotros tengamos unas ideas concretar y arrimemos el ascua a nuestra sardiana, pero no tengo la más mínima duda de que, como dices tú, el mensaje básico del cómic es que más vale disfrutar de aquello por lo que vale la pena vivir.

      También estoy de acuerdo con tu último comentario: un gravísimo problema de la economía actual es que se centra demasiado en los números y se olvida de las personas (como decía Joseph Stiglitz en esta entrada: http://economiapuntes.blogspot.com.es/2013/11/nuff-said.html )

      Eliminar
    2. Muchas gracias por tu respuesta. Dices que estabas en una aldeíta... ¿No tendría por casualidad unos campamentos romanos alrededor? :¬)

      También me ha gustado la otra entrada a la que te refieres en tu respuesta. He añadido una viñeta que leí en eldiario.es el otro día.

      Eliminar
    3. Ja, ja... No era una aldea gala, sino de la Sierra de Gredos, pero me atrevería a decir que la paz y la tranquilidad que da retirarse del mundanal ruido es mucho más beneficioso que cualquier poción mágica.

      Ya he visto tu viñeta, y la he incluido junto a la de Stiglitz. Muchísimas gracias por tu aportación.

      Eliminar
  42. Estoy con mi compañero, gran post! felicidades!

    ResponderEliminar
  43. Muy didáctico y útil para las clases. Excelente tu material y un genio el creador de esta tira cómica. Tus explicaciones son claras, muy entendibles y oportunas. Te felicito Muchísimas gracias!!!

    ResponderEliminar

  44. Descuento para Oferta de préstamo rápido y financiación entre particular, sea como promotor del Evangelio de Dios en su vecindario
    el préstamo se hace a € 3,000 a € 800.000 con una tasa de interés del 2%
    Para más información:

    duroumarcel@gmail.com

    ResponderEliminar